Lunes 18 de abril del 2011

El otro dia mi iPhone murió fruto de un baño en agua mineral y con el toda la información que existia dentro. Listados de servidores, rutinas de deporte, números de teléfono, SMS… Gracias a dios recuperé la mayor parte de los datos por una copia de seguridad que hice dos semanas antes, pero me hace pensar sobre un par de cosas sobre las que siempre he querido escribir en el blog y nunca había tenido la motivación para hacerlo. El Cloud Computing y el Software Como Servicio (Saas).

Muchos son los detractores de de estos dos conceptos, entre ellos Richard Stallman el cual hizo unas declaraciones hace poco demonizando el Saas, pero le pese a quién le pese el Saas y el cloud computing es un futuro que debería estar implantado hace ya un par de años.

Dejando de lado ideologías mas políticas que tecnológicas debemos darnos cuenta de las grandes ventajas que tiene el Cloud Computing, simplemente imagina el tener todos tus documentos, canciones, fotos, configuraciones disponibles en cualquier dispositivo (ordenador, movil, tablet..) de cualquier lugar y en cualquier momento, sin realizar nada complicado, solo escribir tu usuario y tu contraseña. Imagina que tu ordenador se estropea, tu móvil o cualquier otro aparato y tras cambiarlo por uno nuevo no has perdido ninguno de tus datos, olvida tener que hacer copias de seguridad de tus ficheros, etc.

La desventaja principal es que sería necesario trabajar conectados a Internet en todo momento,  aunque ciertamente es algo que está en gran medida solucionado con los nuevos estándares HTML5 y tecnologías de sincronización, pero aún queriendo ver esto como una barrera debemos ser realistas y saber aceptar que hoy por hoy un ordenador sin Internet no vale para nada. Todos los que trabéis en oficina y tengáis la fabulosa oportunidad de vivir un episodio de Lan KO, en la que cae la red nos damos cuenta de que sin Internet ninguna oficina puede salir adelante, email, extranets, fileservers… son los medios habituales que se usan hoy en día en el mundo ofimático, tanto a nivel laboral como personal (redes sociales, email, foro, blogs…).

Por tanto, la situación actual es que tenemos todo lo malo que tiene el cloud computing (Sin internet no hay nada) y nada de lo bueno (configuraciones y archivos solo disponibles en una ubicación fisica) y lo mejor de todo es que esta situación la vivimos por que tenemos miedo a que los ordenadores queden inservibles si falla la conexión a Internet cuando esto ya es una realidad.

Por otro lado hay mucha gente y empresas que dicen estar en contra de estas tecnologías por que no quieren dejar su información en un servidor ajeno en el que no controlan el trato que se le da a la información, pero no nos engañemos, el cloud computing no se limita únicamente a cuatro multinacionales, nosotros mismos podemos montar un servidor hogareño nosotros mismos sin facilitar ningún dato a terceros.

En definitiva, mi opinión es que esto se terminará implantando gracias a grandes empujones como Chrome OS o eyeOS ya que las razones para no hacerse no están hoy por hoy bien argumentadas. Sin Internet no hay cloud computing, pero la informática tal y como está llevandose a cabo hoy tampoco sirve para nada sin Internet.

  • Facebook
  • Meneame
  • BarraPunto
  • PDF

Acerca de Miguel Díaz

Informático, enamorado de la programación, diseño Web y el deporte.
Categorías: Cloud Computing, Internet, Servidores. Etiquetas: cloud computing, , opiniones, saas, , sistemas operativos, software como servicio, .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Blog de Miguel Díaz
Diseño Web por Miguel Díaz.